EL PÁRPADO INFERIOR ES UN ÁREA SENSIBLE BASTANTE COMÚN EN EL CÁNCER DE PIEL; LAS GAFAS DE SOL, PROTECTORAS DEL CÁNCER DE PIEL

Según las últimas investigaciones, debido al alto número de problemas oculares y de casos de cáncer de piel, las gafas de sol deberían formar parte del uniforme escolar.

Los resultados del estudio llevado a cabo por el equipo del profesor Dinesh Selva, del Soth Australian Institute of Ophthalmology, realizado a 640 adolescentes en el sur de Australia, apoyan los argumentos para que el uso de gafas de sol de calidad, o sea aquellas que filtran totalmente la radiación ultravioleta y que cubren la zona de los párpados, sea obligatorio en las escuelas. Estos datos, según el estudio, pueden extrapolarse a todos aquellos países y zonas geográficas que gozan de un gran número de horas de sol anuales, entre los que se encuentran Grecia, Italia y España, como naciones europeas con más riesgo.

Aunque mas del 74% de los jóvenes australianos posee gafas de sol, al menos la mitad nunca las ha usado, afirma el estudio, que fue presentado el pasado mes de abril en una conferencia oftalmológica. Según los responsables de la investigación, pocos entendían que la exposición al sol puede causar enfermedades como queratitis, cataratas o cáncer de piel en la zona de los párpados.

El profesor Dinesh Selva afirmó que el párpado inferior es un “área muy sensible y bastante común” para el desarrollo del cáncer de piel y estimó que alrededor del 10% de los cánceres ocurridos en la piel de la cabeza y cara se producen cerca de los ojos “Vemos a unas cinco personas a la semana con este problema y siempre se sorprenden de que el cáncer se produzca en esa zona”- añadió.

Para Javier Cañamero presidente de la asociación española Visión y Vida, ”la radiación ultravioleta llega a la tierra durante todo el año, pero además durante los meses estivales se agudiza de forma muy intensa y resulta muy peligroso exponerse a ella sin la correspondiente protección, tanto dérmica como ocular, que debe venir determinada y prescrita por el especialista en cada caso. Solo la visita a los profesionales sanitarios, que estudian cada tipo de piel (dermatólogo) y las características visuales y oculares de cada paciente (ópticos-optometristas y oftalmólogos), es la mejor forma de protegerse contra estas radiaciones y sus gravísimas consecuencias”-dijo.

En consecuencia, los resultados del estudio apoyan los argumentos de los especialistas para que las gafas de sol sean obligatorias para todos los escolares con irradiación intensa como el sur de Europa. “Si fuera obligatorio llevar gafas de sol de calidad, que filtren adecuadamente el ultravioleta, cada vez que los estudiantes estuvieran al aire libre, como lo es con las gorras en muchas escuelas de varios países, los cánceres de piel en os párpados se reducirían drásticamente”, comentó.

VISIÓN Y VIDA, cerca de 50 años al servicio de la salud Visual de los españoles