INSTRUCCIONES Y RECOMENDACIONES DE USO

Estas recomendaciones están concebidas para el buen uso y seguridad en la utilización de sus lentes de contacto. Le aconsejamos que las lea atentamente.

Su adaptador le proporcionará toda la información detallada que necesite, según el tipo de lente de contacto, el tiempo de uso, manipulación, sistemas de limpieza, etc. Seguidamente le vamos a indicar unas nociones básicas sobre la colocación e higiene de lentes de contacto, así como unas recomendaciones generales.


INSERCIÓN Y EXTRACCIÓN DE SUS LENTES DE CONTACTO

La higiene tiene un papel fundamental en la manipulación de las lentes de contacto, por ello lave y seque bien sus manos antes de realizar la inserción o extracción.
Para la inserción coloque la lente en su dedo índice o corazón e introdúzcala cuidadosamente en su ojo.
Para la extracción arrastre la lente de contacto con el dedo índice hacia abajo para posteriormente sacarla pellizcando con los dedos índice y pulgar.


INSTRUCCIONES PARA LA LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN DE SUS LENTES DE CONTACTO

Una correcta limpieza de sus lentes de contacto es fundamental para su correcto uso y conservación.
Desinféctelas siempre después de su utilización. Su adaptador le recomendará el mejor sistema de limpieza según sus necesidades.
Los sistemas de limpieza más utilizados son los siguientes:

Soluciones de limpieza y desinfección químicas:
Lave y seque cuidadosamente sus manos. Extraiga la lente de contacto y deposítela en la palma de su mano frotando cuidadosamente la lente con dicha solución para arrastrar todos los depósitos con su dedo índice. Aclárela abundantemente con dicha solución y deposite las lentes en el estuche totalmente cubiertas por dicha solución durante al menos 4 horas. Esta misma solución se puede utilizar como aclarador antes de la inserción de las lentes de contacto.
Le aconsejamos la reposición trimestral de su estuche porta-lentes.

Soluciones de desinfección con peróxidos:
Lave y seque cuidadosamente sus manos. Extraiga la lente de contacto y deposítela en las celdillas del estuche llenando el mismo de solución hasta la marca. Transcurrido al menos un mínimo de seis horas extraiga las lentes y aclárelas con solución salina antes de su inserción. El estuche porta-lentes deberá cambiarlo al terminar el bote de solución desinfectante.
Esta operación deberá realizarla todos los días. En caso de no utilización de las lentes, deberá desinfectarlas al menos una vez por semana.
Si por error se colocara las lentes antes de terminar el periodo de seis horas mínimo recomendado, extraiga inmediatamente las lentes y aclárese los ojos con abundante agua fría. Si las molestias persistieran, acuda a su oftalmólogo.


Soluciones de limpieza para lentes permeables al gas:
Lave y seque cuidadosamente sus manos. Extraiga sus lentes de contacto y lávelas con el limpiador en su palma de la mano, aclarándolas después con abundante agua fría. Introduzca las lentes en su estuche que previamente habrá llenado con solución humectante o conservadora.
Para la inserción de la lente aclárelas con abundante agua fría y deposite una gota de solución humectante en cada lente antes de su colocación.

Limpieza enzimática:
Siga siempre las indicaciones de su adaptador. Su utilización es válida tanto para lentes blandas como para permeables al gas.

Solución lubricante:
Deposite una o dos gotas, tanto en la lente antes de su inserción, como directamente en sus ojos con sus lentes colocadas.
Su utilización es muy importante en el caso de personas con mucha sensibilidad ocular o con problemas de sequedad ocular.
Una vez abierto, deseche el producto al mes de uso.


CONTRAINDICACIONES

Infección, inflamación, alergia, dolor que afecte a la cornea, conjuntiva o párpados que pueda empeorar con el uso de lentes de contacto o con los productos de mantenimiento. Poca lágrima u ojo seco. Baja sensibilidad corneal. Uso de cualquier medicación contraindicada.
Consulte a su adaptador antes de utilizar cualquier medicamento en sus ojos.

EFECTOS SECUNDARIOS

En algunos casos el uso de lentes de contacto y sus soluciones de mantenimiento pueden provocar problemas oculares.
Lagrimeo excesivo. Sensación de cuerpo extraño. Hiperemia (ojo rojo). Fotofobia, escozor, picor en el ojo, disminución en la visión, halos alrededor de los objetos, ojo seco severo.
En caso de que alguno de estos síntomas persista, extraiga la lente y consulte con su adaptador.

RECOMENDACIONES

Se recomienda las visitas regulares a su adaptador.
Renueve periódicamente su estuche porta-lentes.
No utilizar las soluciones de mantenimiento una vez pasada la fecha de caducidad.
Evitar aerosoles, lacas, etc.
Inserte sus lentes antes de maquillarse y extráigalas siempre antes de desmaquillarse.
Consulte cualquier duda con su adaptador.